jueves, 13 de junio de 2013

Hacer una buena felación

Sorprendente, la cantidad de hombres que dicen a la primera de cambio: "A mi lo que me gusta es que me la chupen"... Pero resulta que la mayoría de los hombres no han tenido una buena experiencia con el sexo oral.

Hay mucho mas de fantasía y de placer en observar como se lo hacen, que el que siente cuando se lo hacen.

Si, muchos lo negarán, pero por dentro saben que no les satisface del todo...

Antes de empezar con el tema a mi me gusta dejar unas cosas claras.

Si quieres sexo oral, lo suyo es mantener limpia la zona. No hay nada como durante, o después de la ducha. (no hay mejor manera de estar segura-o de que eso está limpio).

Es muy conveniente dejar claro antes de comenzar qué se va a hacer con el semen, una vez el chico llegue al orgasmo, porque igual no te apetece recibirlo en la boca. Asï que lo suyo es que te avisen de que va a llover para que extraigamos el pene de la boca y continuemos el estímulo, por ejemplo, con la mano.

Si no te importa recibir el semen en la boca, no hay problema. Incluso puedes tragártelo si quieres (Un semen sano es algo limpio y estéril, aunque eso no quita ni añade placer al chico. Si no te apetece tragártelo, basta con tener a mano unos pañuelos, toallitas y escupir ahí el semen. (Lo de levantarse a toda leche disparada-o al WC, como que no. No hay nada mas frío y corta rollos). Ten cerquita agua, un buen trago de agua y listo.

Con respecto al sabor, cuanto mas fruta haya comido el chico, mejor, porque el semen será dulce y suave. Sobretodo tomates .

Bien, dicho todo esto, el primer mandamiento de una buena felación, mamada o como quieras llamarlo, sería:

Que quieras y te guste hacerlas. Es muy importante disfrutar de lo que se está haciendo y poner ganas (como en cualquier cosa de este mundo) y con quién se está haciendo.  Tienes que disfrutar tú de lo que vas a hacer como el receptor de lo que le vas a hacer.

El sexo es para divertirse

Es como follar o cualquier otra cosa. Si no vas a poner ganas, mira, mejor a otra cosa mariposa.

Vamos con un poco de anatomía: Para realizar una felación conviene no olvidar las zonas que son más sensibles en el pene: el glande y, sobre todo, el frenillo. Y olvídate del porno (este consejo, vale para todo lo relativo al sexo) no tienes que introducir el pene hasta la garganta. Quedará muy bien en pantalla, pero puede producir náuseas y no añade nada de estímulo al pene. Pero esto es como todo lo que te gusta hazlo.

Si el hombre no tiene su pene mutilado (circuncisión), puede retraerse el prepucio para proporcionar un estímulo más directo, pero no es imprescindible. (yo prefiero un pene circuncidado).  También se puede iniciar una buena felación estimulando la zona con el prepucio colocado en su sitio. Habrá ocasión para que este se retraiga espontáneamente o bajo la hábil acción de quien está practicando la felación.

Muy Importante, olvídate de los dientes. La mamada ideal no puede tener dientes, hay que tratatarlo como si estuviéramos comiendo un helado, un bom bom de licor  fresa intensa, cualquier cosa que al ser chupada se  derrita. Mucha práctica es requerida, la experiencia hace al maestro. El problema es que las mujeres no tenemos verga, pues no sabemos cómo se siente una mamadita, lo que se debe hacer y lo que no. Los chicos a la hora de masturbar y mamar como que saben mejor que nosotras por donde atacar (en teoría claro). Pasa igual con el cunnilingus... las mujeres lo hacemos mucho mejor... aunque hay hombres que aaah... Diculpad, eso es otro tema que ya se trató en su momento: http://muylibidinosa.blogspot.com.es/2013/06/cunnilingus.html

Bien, vamos al lío: Si la cosa esta flácida empieza lamiéndola suavemente, puedes metértela entera en la boca y succionar un poco, irás notando como crece. Juega con tu lengua dentro de la boca.

Cuando la polla esta crecida y dura aguanta con una mano la base del tronco y lateralmente ves dándole besitos y pequeños mordisquitos (sin dientes) con los labios, empezando por abajo hasta llegar hasta arriba.

Pasa tu lengua húmeda por el tronco de la polla, pero sin pasarse, la cosa es humedecer y excitar a tu pareja, no ponerle la polla chorreando. Mírale con cara de vicio y ponte en una posición en la que él pueda ver tu cara (los chicos se excitan mucho mirando).  La humedad es muy importante. No debemos dar por supuesto que nuestra boca vaya a ser un fuente inagotable de humedad. A veces hay que ayudar un poquito. No está de más tener una botellita de agua cerca.

Poco a poco ves acercándote al capullo (del pene, claro) y pasa tu lengua por el agujerito, lame y roza con tus labios el borde del capullo. No te la metas aún dentro de la boca, atorméntalo un poco, juega con él, hazle esperar, desear que te la metas.

Mete el capullo en la boca, mantelo un ratito ahí calentito, moviendo en la medida de lo posible la lengua, pero tranquilamente.

Cuando menos se lo espere, abre la boca más, guardando los dientes con los labios y traga todo lo que puedas tragar.

meter un dedo en el culo de tu pareja (eso dependerá de tu atrevimiento y de los gustos de tu chico), no te cortes en experimentar, disfruta y pásalo bien.
Ahora es cuando viene el movimiento, sube y baja con la boca por su polla, ten cuidado con los dientes no le hagas daño. Puedes acompañar tu boca con un movimiento de la mano por el tronco y con la otra mano acariciar suavemente los testículos o

A ver, no es necesario, ni aconsejable, intentar llevar al hombre al orgasmo desde el primer momento. Puede comenzarse con caricias suaves, destinadas a elevar la excitación para añadir complejidad al estímulo con el paso del tiempo. Sin embargo, no hay que olvidar que el cuerpo del pene no proporciona estímulo alguno a los hombres. Se puede besar el glande, incluso el frenillo, lamer con la lengua con una acción similar a la de chupar un helado, o introducir esa zona en la boca para que reciba el estímulo del aro formado por los labios y su continuidad constituida por la lengua y el paladar superior.

No te olvides de los testículos, lame, besa, succiona...

Dentro de ese canal formado por el paladar y la lengua, podemos realizar movimientos de coito que estimulen la zona del mismo modo que lo haría una vagina. Hay que saber que la lengua ejerce una presión más útil sobre el frenillo que el paladar y, bastante más, que los carrillos. Alternar ese movimiento con las caricias anteriores añadirá excitación al momento.

Conforme el chico se va animando puede sentir la tentación de agarrarte la cabeza y realizar movimientos de coito dentro de la boca de ella, o moverte la cabeza de la chica para lograr la misma clase de movimiento.


¡ERROR!. Porque los chicos no controlan así la profundidad de la penetración y podemo atragantarnos con facilidad. Si el chico quiere que se le practique una felación ha elegido un papel pasivo, debe dejarse hacer; lo que significa que el control lo tienes Tú. Que se deje hacer.

Con frecuencia, los avances y retrocesos que  hacemos con ese canal formado por los labios la lengua y el paladar no son un estímulo suficiente para que los chicos se exciten o lleguen al orgasmo. Conviene no olvidar que puede añadirse a ese canal, el formado por la mano. De ese modo combinado, aumenta la longitud del canal estimulante y se ejerce el estímulo más efectivo para el pene. Otras veces se trata de alternar los estímulos proporcionados por la lengua y la boca con los de la mano. No olvidar tampoco que hay hombres que son incapaces de terminar sólo con el estímulo oral y necesitan que en los momentos finales de la felación la actividad se ejerza exclusivamente con la mano.

A esas acciones puede añadirse la de las caricias sobre los testículos y el ano. Pero tal cosa debe negociarse de antemano porque hay chicos a los que las caricias en los testículos no les dice nada o les molesta el estímulo del ano. Para hacer esto último con eficacia, sería aconsejable disponer de un preservativo en el dedo, lo que permite una caricia más suave e, incluso, penetrar el ano y ejercer una acción simultanea de masaje sobre la próstata.

La postura en la que se realiza la felación es importante. Todo lo que se ha dicho hasta aquí puede hacerse de un modo más o menos espontáneo si él está de pie y tu arodillada-o. Sin embargo, esta disposición puede ser frustrante para los chicos, que desearían no tener que estar pendientes del tono muscular de sus piernas y disfrutar de las caricias sin temor a caerse por relajarse demasiado, y humillante para las chicas, que pueden sentirse como esclavizadas en esa postura (aunque eso no le pase a todas). La mejor manera de que un chico disfrute más de la felación es sentado o acostado boca arriba. La chica debe buscar siempre la postura donde pueda acoplar sin complicaciones la lengua al frenillo del chico, porque el paladar no ejerce el mismo tipo de acción.

Una buena mamada puede acabarse de mil maneras, o le has puesto suficientemente caliente para que desee follarte, y entonces patapammm os ponéis a ello, o directamente eyaculación. Os sugiero evitar cualquier situación incómoda en este paso. Si no te gusta que se te corran en la cara, diselo, hay muchas otras maneras de acabar, puede hacerlo en alguna parte de tu cuerpo, en tu boca, pero también puede correrse en su mano. No creas que porque se la has mamado él tiene el derecho y tú la obligación de recibir su semen con agrado. Si no te apetece, si no te gusta, diselo. Como ya he dicho hay mil maneras de acabar una mamada.

Estas instrucciones son básicas, pero pueden variar, dependiendo de lo que lo que te atrevas a hacer y lo que a tu pareja le gusta que le hagan. La comunicación es importante en estos casos, habladlo entre vosotros. Eso sí, sed lujuriosos, apasionados, y respetaos el uno al otro, no por agradar a la otra persona os denigréis o hagais cosas que no os apetecen hacer. Pero sobretodo pasadlo bien con vuestra pareja, el sexo es divertido, no lo olvideis.

En el sexo no hay instrucciones, no hay reglas todo puede variar, dependiendo de lo que os atreváis a hacer y de vustros gustos.  La comunicación es importante en estos casos, habladlo entre vosotros. Eso sí, sed lujuriosos, apasionados, y respetaos el uno al otro, no por agradar a la otra persona os denigréis o hagais cosas que no os apetecen hacer. Pero sobretodo pasadlo bien con vuestra pareja, el sexo es divertido, no lo olvideis.

IMPORTANTE:
Si la pareja es esporádica acordaos de hacerlo con condón, si os corta el rollo ponerserlo, intentad aprender a ponerlo con la boca. Podéis practicar con un plátano.


3 comentarios:

  1. Certeras y degustables recomendaciones orales.

    Besos ;-)

    ResponderEliminar
  2. Muy buena la amplicion de datos.
    Graciassssss por vuestro tiempo e interes

    ResponderEliminar